Saltar al contenido

Playa del Junquillo en Canarias

Playa del Junquillo en Canarias

La Playa del Junquillo es una de las playas más singulares y desconocidas de Fuerteventura, la isla más antigua y volcánica de Canarias. Se encuentra en el municipio de Betancuria, al suroeste de la isla, y se accede a ella por una pista de tierra que sale de Aguas Verdes. Es una playa aislada, sin servicios ni infraestructura, rodeada de una costa escarpada y formada por arena negra y piedras.

Lo que hace especial a esta playa es que en ella se pueden disfrutar de baños de lodo volcánico, con propiedades terapéuticas y estéticas para la piel. La tierra volcánica se mezcla con el agua salada y forma una pasta que se puede aplicar sobre el cuerpo. Después, se puede enjuagar en alguna de las charcas que se forman en la playa, con agua cristalina y turquesa.

La Playa del Junquillo es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza, el senderismo y el nudismo. El camino para llegar a ella ofrece unas vistas espectaculares de la costa y el mar, y permite conocer otras caletas y charcas interesantes. Además, cerca de la playa hay un aljibe y unas antiguas duchas que dan testimonio del uso histórico de este lugar para los baños de lodo.

Si quieres conocer una playa diferente, tranquila y con un encanto especial, te recomendamos que visites la Playa del Junquillo en Fuerteventura. Eso sí, recuerda llevar agua, comida, protector solar y calzado adecuado, ya que no encontrarás ningún servicio ni comercio en la zona. También te aconsejamos que respetes el entorno natural y no dejes basura ni huella de tu paso por este rincón mágico.

Te puede gustara:  Playa de Caleta de Arriba en Canarias

Tienes que visitar la playa del Junquillo en Canarias por las siguientes razones

  • La Playa del Junquillo es una playa aislada y natural que se encuentra en el municipio de Betancuria, en la isla de Fuerteventura.
  • Se accede a ella por una pista de tierra que sale de Aguas Verdes y recorre unos 6 kilómetros hasta la desembocadura del barranco del Junquillo.
  • Es una playa de arena negra y callaos, con algunas charcas donde darse un chapuzón. No tiene ningún tipo de servicio ni infraestructura, por lo que hay que ir bien preparado y ser cuidadoso al bañarse.
  • Lo más curioso de esta playa es que se puede disfrutar de baños de lodo volcánico, con fines terapéuticos y estéticos. La tierra volcánica de Fuerteventura tiene propiedades beneficiosas para la piel, como combatir el eczema y la psoriasis.
  • Además de relajarse en la playa, se puede hacer senderismo por la costa y admirar otras caletas y paisajes, como la Peña de Agua Salada, la Lajita, Punta Leonardo o los Corrales de Janey.