Saltar al contenido

Playa Los Bigotes en Canarias

Playa Los Bigotes en Canarias

¿Te gustan las playas naturales y tranquilas? ¿Te atreves a practicar el nudismo? Si tu respuesta es sí, entonces te encantará conocer la playa Los Bigotes, una de las joyas escondidas de Gran Canaria. Esta playa se encuentra en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, al sur de la isla, y forma parte de la reserva natural especial de El Salobre. Es una playa de grava y bolos, con una longitud de 75 metros y una anchura de 18 metros. Su nombre se debe a que antiguamente los pescadores dejaban sus bigotes en la arena para marcar su territorio.

La playa Los Bigotes es un lugar ideal para desconectar del estrés y disfrutar de la naturaleza. No tiene servicios ni equipamientos, por lo que se recomienda llevar todo lo necesario para pasar el día. Tampoco tiene vigilancia ni socorristas, así que hay que tener cuidado con el oleaje y las corrientes. La playa es nudista, aunque no es obligatorio quitarse la ropa. Se respeta la libertad de cada uno, siempre que se mantenga el orden y la limpieza.

Para llegar a la playa Los Bigotes hay que tomar la carretera GC-500 desde Maspalomas hasta El Pajar. Allí hay que seguir un camino de tierra que bordea la costa hasta llegar a un aparcamiento. Desde ahí hay que caminar unos 10 minutos por un sendero hasta la playa. El acceso no es fácil, pero vale la pena el esfuerzo.

Si quieres vivir una experiencia diferente en tus vacaciones, no dudes en visitar la playa Los Bigotes, una de las playas más bonitas y salvajes de Gran Canaria. Te sorprenderá su belleza y su tranquilidad. Eso sí, no olvides llevar protección solar, agua y algo de comida. Y sobre todo, respeta el entorno y deja la playa como la encontraste.

Te puede gustara:  Playa de San Felipe en Canarias

Visita la playa Los Bigotes por estos motivos

  • Es una playa de arena negra y rocas situada en el sur de la isla de Gran Canaria.
  • Tiene una longitud de unos 300 metros y una anchura media de 20 metros.
  • Es una playa tranquila y poco frecuentada, ideal para el descanso y la desconexión.
  • No cuenta con servicios ni equipamientos, por lo que se recomienda llevar todo lo necesario para la estancia.
  • Se accede a ella por un camino de tierra que parte de la carretera GC-500, cerca del pueblo de El Pajar.
  • Su nombre se debe a los bigotes de las focas monje que antiguamente habitaban en la zona y que hoy están en peligro de extinción.